La continuidad de Gai Assulin en el FC Barcelona no está nada clara. El jugador israelí, que acaba contrato el próximo 30 de junio, no ha renovado y, salvo que la situación diera un giro inesperado, su futuro se aleja del Camp Nou.

A sus 19 años (los cumplió el 9 de abril) tiene varias ofertas sobre la mesa y dos de ellas proceden de la Premier League, concretamente del Manchester City y del Arsenal.

Es esta última, la de los ‘gunners’, la que más podría interesar al joven talento que ha crecido en La Masia y que ahora valora la opción de cambiar de aires.

La razón que ha llevado a Gai a plantearse el futuro lejos de Barcelona radica en que su progresión esta temporada no ha sido la idónea ni la que esperaba en el filial en Segunda División B.
Entiende que el cuerpo técnico no ha contado con él todo lo que le hubiera gustado y ahora, con la libertad en el bolsillo, sería el momento oportuno para dar un paso adelante en su carrera y buscar nuevos retos y nuevos horizontes.

En el FC Barcelona, de todas formas, no han gustado nada ciertos movimientos que ha habido en el entorno del jugador israelí. En especial los rumores que lo situaron en la órbita del Real Madrid.

De todas maneras, si su futuro no se puede desvincular definitivamente del FC Barcelona es porque Josep Guardiola siempre ha tenido en cuenta el talento futbolístico de Gai.

De hecho, el técnico de Santpedor le hizo debutar el pasado curso en el primer equipo (en la Copa del Rey, ante la Cultural Leonesa) y le llevó convocado en un partido de la Champions League (Barça-Dinamo de KIev, correspondiente a la segunda jornada de la fase de grupos).

Por último, al club no le ha gustado nada la última decisión que ha tomado recientemente el jugador, dejar la Ciudad Condal para quedar concentrado con la selección sub 21 de su país, que precisamente este viernes juega un importante partido ante Suecia correspondiente a la fase de clasificación de la Eurocopa de la categoría, cuya fase final se disputará el Dinamarca en junio del próximo año.

Sabía que iba a jugar poco, pero también que el filial está inmerso de lleno en la promoción a Segunda.