A falta de contundencia defensiva, hoy el Barça cimentó su triunfo en el potencial ofensivo de Juan Carlos Navarro (24), Pete Mickeal (21) y Terence Morris (21). 66 puntos entre tres jugadores que fueron las soluciones cuando el equipo estaba más atrancado.

Y es que el Barça tuvo muchos problemas para superar la defensa zonal que ordenó Aito García Reneses cuando la cosa estaba más complicada para su equipo, en el primer cuarto y en el inicio del cuarto final.

Cuando el partido estaba más apretado (44-48 en el descanso) apareció Navarro para desatascar el juego de su equipo. Doce puntos del escolta en el tercer cuarto acabaron por decantar la balanza, el Barça se escapó en el marcador y Unicaja tuvo que remar a contracorriente (73-56) hasta el final.

De inicio, diez puntos seguidos de Zabian Dowdell, que estuvo sembrado desde que apareció en pista en el primer cuarto, y una agresiva defensa zonal ordenada por Aito García Reneses permitieron a Unicaja situarse en el partido cuando las cosas peor pintaban para ellos.

Con 21-13 y a 3:10 para el final del primer cuarto, el Barça se sentía muy cómodo. Con una agresiva defensa y el brillo de Pete Mickeal, Navarro y Lorbek en ataque, los de Xavi Pascual no tenían ninguna dificultad para sumar prácticamente en cada acción.

Sin embargo, Aito le dio la vuelta a la situación en ataque y en defensa. Ante el aro contrario, Unicaja encontró la inspiración de Dowdell, que anotó diez puntos en los últimos noventa segundos del primer cuarto; en defensa, una zona 2-3 le abrió las puertas a la remontada.

El Barça no encontró soluciones y estuvo 4:30 minutos sin anotar. Para entonces, los andaluces se habían escapado en el marcador (26-32). Ahora a Dowdell, se le sumaban Gary Neal y Freeland, también el acierto desde el exterior.

A pesar de la extraordinaria actuación de Navarro y de Mickeal, los problemas de los azulgrana estaban en defensa. Unicaja se fue al descanso habiendo anotado 48 puntos, uno más de los conseguidos por el Gran Canaria en el segundo partido de la serie de cuartos, a pesar de ello, el partido estaba abierto (44-48).

Un extraordinario tercer cuarto de Navarro y de Morris, aderezado con una gran defensa, le permitió a los locales firmar sus mejores minutos de baloncesto.

Controlado el rebote, con la posibilidad de jugar en transiciones, pero, sobre todo, gracias al acierto exterior de ‘La Bomba’, el Barça consiguió un parcial 35-21 en diez minutos y el partido parecía decidido.

Reaccionó Unicaja desde el 73-56 a trece minutos del final y una defensa zonal, como había ocurrido en el primer cuarto, le acercó en el marcador.

Volvió a atascarse el Barça frente a un rival que se situó a cinco puntos 83-78 a 5:34 del final. Entonces apareció la magia de Ricky Rubio, que rompió el sistema zonal de los andaluces para servir asistencias a diestro y siniestro.

No sufrió el Barça a partir de entonces, pese a la presión de Unicaja. Consiguió un parcial 13-4, se llevó el primer triunfo y dieron los azulgrana el primer paso hacia la final.

Ficha técnica

Regal FC Barcelona (21+23+35+17): R. Rubio (8), Navarro (24), Mickeal (21), Lorbek (14), Ndong (-) -cinco inicial-, Vázquez (2), Sada (2), Morris (21), Grimau (-), Lakovic (2) y Basile (2).

Unicaja (24+24+21+13): Cook (5), B. Rodríguez (8), Neal (19), Printezis (5), Freeland (17) -cinco inicial-, Welsch (2), Jiménez (7), Guillem Rubio (3), Dowdell (16) y Archibald (-).

Árbitros: Mitjana, Hierrezuelo y Murgui. Sin eliminados.

Incidencias: Asistieron al encuentro 5.477 espectadores, en el primer partido de la semifinal de la Liga ACB disputado en el Palau Blaugrana.