Los de Xavi Pascual, campeones de Europa y de la Copa del Rey esta temporada, demostraron su condición de claro favorito al título dando un recital de buen baloncesto. Su camino hacia el ‘triplete’ parece, a día de hoy, imparable. La serie de cuartos, que se disputa al mejor de tres encuentros, la tienen casi encarrilada. Y, visto lo visto, se presume difícil que alguien pueda detenerles.

Porque este Barça es como un rodillo, lo más parecido a una apisonadora que puede verse hoy día en una pista de basket. Esta vez, su víctima en el Palau fue un Gran Canaria que, nada más comenzar, ya perdía de diez puntos, y que logró resistir esa diferencia hasta el descanso. Pero en el tercer cuarto, la máquina azulgrana acabó con su resistencia. Un parcial de 25-8 hundió a los de Pedro Martínez, que este domingo, a las 12:30 horas, recibirán a su rival en la isla.

Huelga decir que el Barça cuajó un partido perfecto, jugando como un bloque insuperable en sus facetas: en defensa y en ataque, con más de diez triples y 25 asistencias en su haber, un dato que lo dice todo. Igual que lo repartidos que estuvieron los puntos entre su espectacular plantilla: Mickeal, máximo anotador del duelo, acabó con 17. Y cuatro más alcanzaron o rebasaron la decena: Morris (16), Lorbek (13), Navarro (12) y Basile (10).

El partido se le puso de cara muy pronto al reciente campeón de Europa. Dos canastas de Lorbek y dos triples consecutivos de Juan Carlos Navarro permitieron abrir una diferencia de diez puntos en el marcador cuando apenas habían transcurrido tres minutos (12-2).

Un tiempo muerto solicitado por Pedro Martínez permitió recortar siete puntos al Gran Canaria, pero de nuevo Lorbek, desde los 6,25, devolvió la tranquilidad al Barça (17-9). Este período terminó con un claro 22-12…

El segundo cuarto continuó como el primero, con el Barça ampliando su ya de por sí cómoda ventaja en el electrónico. En apenas dos minutos -y después de que Basile anotara el ¡sexto! triple de los de Pascual en ese momento- el resultado era 30-17.

Con el duelo claramente a su favor, los azulgranas soltaron el pie del acelerador y eso permitió al Gran Canaria soñar en algunos instantes con la remontada (llegó a situarse 39-31 a tres minutos del descanso). Pero un triple de Ricky Rubio volvió a poner las cosas en su sitio (42-31). Al descanso se llegó 46-35.

El Gran Canaria no hallaba la forma de frenar a un rival lanzado en ataque y sólido como una roca en defensa. Un triple de Mickeal situó la, hasta ese momento, máxima ventaja en el marcador: 18 puntos (55-37). Y, a partir de ahí, los de Pascual siguieron sumando: a dos minutos del final de este período ya ganaban de 25 (66-41) y, al término de éste, de 28 (71-43).

Y, con el Gran Canaria ya definitivamente rendido, en el último cuarto continuó el monólogo: recital de rebotes, triples y asistencias de los de Pascual en un Palau Blaugrana completamente entregado a los suyos.

El Barça tendrá ante sí este domingo en Gran Canaria la oportunidad de sellar el pase a ‘semis’ de la ACB. Si no lo logra, todo se decidiría en un último y definitivo duelo en el Palau.

Ficha técnica:

Barcelona (22+24+25+14): Rubio (3), Navarro (12), Mickeal (17), Lorbek (13), N’Dong (2) -cinco inicial- Lakovic (2), Vázquez (4), Basile (10), Sada (-), Grimau (2), Morris (16) y Trias (4).

Gran Canaria (12+23+8+10): Norris (-), Carrol (15), Moran (2), Savané (4), Augustine (4) -cinco inicial- McDonald (21), Sanders (-), Fisher (-), Bellas (7) y Kickert (-).

Árbitros: Francisco de la Maza, José Ramón García Ortiz y Carlos Cortes. Eliminaron por cinco faltas personales a Vázquez (min.39).

Incidencias: Primer partido de los cuartos de final de las eliminatorias al título disputado en el Palau Blaugrana ante 5.506 espectadores.