foto_384500_CASTras varias semanas de tiras y aflojas, Pep Guardiola verá por fin cumplido su deseo de tener a sus órdenes al internacional ucraniano Dmytro Chygrynskiy. Tras asegurarse el Shakhtar Donetsk su presencia en la Europa League ayer frente al Sivasspor turco, el férreo y acaudalado Rinat Akhmetov, presidente del club ucraniano, aceptará la oferta blaugrana de 25 millones de euros y Chygrynskiy firmará por las cinco próximas temporadas. El jugador percibirá 1,2 millones netos la próxima campaña, cifra que irá en aumento hasta los dos millones que cobrará en la campaña 2013-14.

Las negociaciones han sido tan largas como arduas, pero finalmente llegarán a buen puerto por la insistencia de Guardiola y los deseos de Laporta de complacer a un técnico que hizo historia en su primera temporada al frente del primer equipo. La historia viene de largo, concretamente del pasado año, cuando el Barça quedó encuadrado junto al Shakhtar en la fase de grupos de la Champions League.

Y Pep quedó prendado de las virtudes del joven internacional ucraniano (Iziaslav, 7 de noviembre de 1986). Tan sólo le bastaron 69 minutos en la ida en el Olimpiyskiy de Donetsk (fue suplido por Seleznov) y el partido completo en la vuelta en el Camp Nou para entender que Chygrynskiy es el central idóneo para reforzar la zaga blaugrana. Dotado de un físico prodigioso (1,90 metros y 81 kilogramos de peso), ‘Chygryk’, ‘Chygryno’ o ‘Dima’ destaca por su notable técnica y su capacidad para sacar el balón jugado desde atrás.

Además, las continuas lesiones de Rafa Márquez terminaron por convencer a Guardiola de la necesidad de fichar un central. Y éste tenía que ser Dmytro Chygrynskiy. El técnico blaugrana descartó otras alternativas y dijo ‘no’ a todos los nombres que le presentó Txiki Begiristain.

Una vez acabada la temporada, el Barça se lanzó a por el central ucraniano, pero se topó con un muro llamado Akhmetov, que fue rechazando una tras otra las ofertas barcelonistas.

Hasta Laporta viajó a Donetsk junto a Txiki… pero no hubo entente. El Shakhtar pedía 30 millones de euros y no admitía facilidades de pagos. El Barça empezó ofreciendo 20 millones, subió su propuesta a 17 millones fijos más ocho variables en función de diversos objetivos y acabó ofertando una cesión por tres millones con una opción de compra por 22.

Tras la enésima negativa del club ‘hirnyky’ (‘minero’), el Barça renunció a su fichaje… pero el de Santpedor volvió a insistir y al final se saldrá con la suya. Ni el hecho de que no podrá jugar la Champions con el Barça ha frenado a Pep. Las negociaciones podrían quedar hoy satisfactoriamente cerradas por 25 millones de euros en una serie de plazos todavía pendientes de concretar.

En cuanto al jugador, Chygrynskiy es consciente del enorme esfuerzo que hará el Barça y por ello accederá a una rebaja salarial. El internacional ucraniano es el segundo mejor pagado en el pudiente Shakhtar (sólo por detrás del croata Darijo Srna), donde percibe tres millones de euros sumando todos los conceptos. Sin embargo, el central ha accedido a firmar por cinco temporadas, a razón de 1,2 millones de euros la primera de ellas, cifra que irá aumentando hasta llegar a dos millones en la última, la 2013-14.

Chygrynskiy, que reiteró semanas atrás su deseo de jugar en el Barça, no ha dudado en sacrificarse para hacer realidad su gran sueño. Dejará un club en el que es el ídolo de la afición y cobrará menos… pero será blaugrana.