filialarxiuEl Barça Atlètic ha conseguido este sábado el reto de superar al Girona, equipo de la Segunda División A, en el Municipal de Riudarenes por 0-1, sumando el tercer triunfo consecutivo en los partidos amistosos que está disputando esta pretemporada.

El conjunto dirigido por Luis Enrique ha llevado la iniciativa del juego a lo largo de la primera mitad del partido, especialmente en la fase ofensiva. En este sentido, cabe destacar que tanto Thiago como Gai Assulin han sido los jugadores del Barça Atlètic que más peligro han ocasionado con sus acciones de ataque. En la reanudación, a pesar del aumento de las acciones ofensivas del Girona, un gol de Benja en el minuto 66 daba la victoria al filial barcelonista.

Entre las jugadas más peligrosas del filial barcelonista, cabe destacar un disparo de Luque en el minuto 23 que ha salido demasiado alto; otro de Edu Oriol después de una combinación entre Gai Assulin y Luque en el 25; u otro, en el minuto 32, protagonizada por Rueda, Thiago y Gai dentro del área y que la defensa del Girona ha desviado a corner.

También en el 32, Miño ha tenido que lucirse ante un disparo peligroso de Manga desde la banda izquierda. El guardameta azulgrana ha protagonizado, junto antes del descanso, una salida fuera de su área para evitar una ocasión de gol peligrosa del Girona. La ocasión más clara del equipo gerundense, por su parte, ha tenido lugar en el minuto 35, cuando Matamala ha intentado sorprender a Miño con un disparo desde la frontal después de un primero despeje del portero del Barça Atlètic. La primera mitad ha acabado con empate a cero en el marcador. 

A  lo largo de los primeros minutos de la reanudación, y después de diversos cambios en ambos banquillos, el juego se ha nivelado bastante. Ya en el 66, y mediante un gol de Benja, el Barça Atlètic se ha avanzado en el marcador. El primer del conjunto dirigido por Luis Enrique ha llegado después de una acción de Nolito desde la banda izquierda que ha culminado con un centro al interior del área que ha servido para que Benja fusilase la portería rival.

Pocos minutos después del gol, Rochina ha tenido que ser sustituido después de recibir un golpe. En su lugar ha entrado en el campo Espasandín. Cuando faltaban tres minutos para el pitido final, el Girona ha dispuesto de su ocasión más clara del partido para igualar el resultado. Después de un centro de Cañas desde la banda izquierda, y cuando el público gerundense ya cantaba el gol, Rancel ha cabeceado un balón que ha salido desviado.