El mercado brasileño sigue aportando joyas al panorama futbolístico internacional. Douglas Costa es un buen ejemplo de ello. Se trata de un jugador de 18 años que milita en el Gremio, uno de los clubs que mejor trabaja la cantera. Apellidado como el ‘nuevo Ronaldinho Gaucho’, este mediapunta zurdo y habilidoso debutó en octubre en el Brasileirao tras ser blindado. Su contrato expira en 2013 y su cláusula de rescisión es de 30 millones de euros para los clubes extranjeros y 15 para los brasileños.

La aparición de Douglas no ha cogido de sorpresa a los técnicos azulgranas. En mayo, antes de firmar su renovación, César Bottega, representante del jugador, entregó un DVD de su pupilo y también de Tiago Duarte, otra de las joyas de la cantera gremista, a la secretaría técnica. En estas últimas semanas, Real Madrid, Manchester United y Juventus ya han manifestado su interés por hacerse con los servicios de Douglas. Los italianos enviaron a su director técnico, Renzo Castagnini, para verlo en directo en el Olímpico, de Porto Alegre. Los ingleses hicieron lo propio con el ex internacional holandés Jaap Stam, que está en su cuadro de ojeadores.

La prensa gaucha y los ‘torcedores’ del Gremio ya le han colocado a Douglas Costa la etiqueta del nuevo Ronaldinho, por la habilidad y el desparpajo que muestra a sus 18 años. En el vestuario, en cambio, sus compañeros le han colocado otro apodo, el de Eto’o, por su parecido físico con el delantero camerunés y su determinación a la hora de encarar la portería rival.

www.sport.es