El Barça Atlètic perdió su segundo partido consecutivo en casa. Y, lo que es peor, ha sumado 1 punto de los últimos 12, unos números con los que los de Luis Enrique deberán a empezar a mirar hacia abajo, ya que se acuestan este sábado en 17ª posición, empatados a puntos con Eivissa y Santa Eulalia, que por ‘goal average’ quedarían fuera de peligro.

Los rivales han aprendido muy bien la lección, la manera en la que deben afrontar los partidos en el Mini. El Lleida, en la primera mitad, lo bordó. Le puso un escudo de hombres a Eduardo que el filial no supo superar. Los blaugrana lo intentaron con centros, balones largos, entrando por el medio y con disparos lejanos, pero nada sirvió. La mejor ocasión del filial fue un centro-chut de Víctor Sánchez que Eduardo envió a córner. En cambio, al Lleida le sobraba con robar el balón en el centro del campo y salir a la contra, siempre con peligro. Los de Emili Vicente, además, lograron, con un cebazazo de Jon Moya, adelantarse. Con el 0-1 se intensificó su plan. David Giménez tuvo un mano a mano con Miño, pero el leridano envió fuera por poco, y Ermengol, por su parte, disparó a la base del poste.

En la segunda, el filial salió a mover rápido, la única manera de sorprender al Lleida. Eduardo tuvo, a los dos minutos, que responder a un disparo lejano de Rayo, pero en poco tiempo se vio mucha más intención que en la primera. Víctor Vázquez fue un dolor de cabeza continuo para la defensa leridana. Si el filial juega siempre como en la segunda, los resultados mejorarán.

0 – Barça Atlètic: Miño, Córcoles, Espasandín, Joni López (Nolito, 61’), Víctor Sánchez, Xavi Torres, Víctor Vázquez, Longás, Goran Maric, Abraham y Rayo (Rueda, 71’).

1 – Lleida: Eduardo, Galán, Jerson Bosch, Dani Marín, Campabadal, Iban Parra (Sellarés, 76’), Ermengol (Casado, 83’), Miki, Jon Moya, David Giménez (Urrea, 78’) y Jaume Delgado.

Arbitro: García Castillo (valenciano). TA: Xavi Torres, Abraham/Jaume Delgado, Miki Martínez, Galán.

Goles: 0-1, Jon Moya (14’).

 

http://www.sport.es