Como pasó en el primer partido disputado el jueves, pocas conclusiones se puede sacar del once inicial que presentó ante el Dundee United Pep Guardiola. En todo caso, podemos confirmar algunas ideas claras que parece tener el técnico en cuanto a la posición de hombres que pueden ocupar lugares distintos sobre el terreno de juego. Es el caso, por ejemplo, de Márquez, afianzado en el centro de la defensa, o de Henry, fijo en el puesto de delantero centro. Y todo ello teniendo en cuenta que para este encuentro Guardiola aún no contó con los lesionados Abidal y Sylvinho, ni con Jorquera, recuperándose, ni con los tres internacionales españoles, Xavi, Puyol e Iniesta.

 

El técnico puso como once inicial a Valdés en la portería. Una línea de cuatro en defensa, con Alves y Víctor Sánchez en los laterales y Cáceres y Márquez en el centro de la defensa. Keita era el pivote defensivo, acompañado en las bandas por Marc Crosas y Gudjohnsen. Y delante, Pedro por la derecha, Henry por el centro y Bojan por la izquierda.

 

El partido comenzó con el Barça dominando, pero pronto se vio que el Dundee no sería una perita en dulce como lo fue dos días antes el Hibernian. Así, tuvimos que esperar al minuto 15 para anotar el primer disparo entre los tres palos, protagonizado por Alves, desde lejos, y detenido por Zaluska. Y seis minutos después llegó una acción muy parecida, pero con disparo de Henry y el mismo final que la anterior.

 

La primera ocasión clara llegó en el minuto 24, con un gran pase de Marc Crosas para Henry, que entró dentro del área y disparó cruzado, pero demasiado alto. Y del que pudo ser el 0-1 se pasó al 1-0. Buena combinación de ataque del Dundee United y cabezazo final de Buaben al fondo de la portería.

 

Pero poco les duró la alegría a los escoceses. En el minuto 27, centro de Alves, primer remate de Henry que despeja el portero y nuevo remate del francés, esta vez al fondo de la portería.

 

En el último cuarto de hora, con igualdad en el marcador, el dominio fue del Barça y con buenas ocasiones para marcar. Henry falló un par de ellas, el portero desbarató un buen remate de Bojan (44′) y Gudjohnsen (45′) mandó un balón al poste. Y con el 1-1 se llegó al descanso.

 

En el vestuario, Guardiola hizo ocho cambios, entre los que no se encontraba Hleb. Y, una vez más, el cambio clave fue el de Messi. Con el argentino en el campo – esta vez además como capitán – el equipo es otro. Es una auténtica pesadilla para cualquier defensa y un jugador totalmente desaquilibrante. Y lo demostró en el minuto 8 con una jugada individual, pared con Eto’o y disparo al fondo de la portería.

 

Poco a poco, el equipo escocés se fue hundiendo. La superioridad del Barça era notable y cayó el tercer gol. Error garrafal de la defensa del Dundee y el balón que le llega a Eto’. El camerunés dribló al portero y con poco ángulo de tiro, marcó el 1-3.

 

Con el paso de los minutos, el dominio del Barça aún se intensificó más aunque también es verdad que las ocasiones de gol ya no eran ni tan claras ni tan numerosas. Todo esto hasta que apareció de nuevo Messi. A la media hora, empezó una jugada por la derecha, hizo una gran pared con Eto’o y sin dejar que el balón cayera al suelo remató de manera espectacular al fondo de la portería. Un auténtico golazo.

 

Pero eso no fue todo. Solo dos minutos después, gran jugada indivual de Eto’o, que lo hace todo bien pero no puede evitar que el portero le saque el balón de los pies; la pelota sin embargo, llega a Messi y el argentino, como no, no perdona y marca su tercer tanto de la tarde.

 

Y así acabó el partido. Un encuentro que dejó un buen sabor de boca, en especial en el segundo tiempo, para los seguidores del Barça. Un encuentro que volvió a dejar claro que Messi tiene prohibido lesionarse e incluso enfermar. Es imprescindible. Y que Eto’o quizá le haya creado dudas a Pep Guardiola. Y no porque marcara un gol, ni porque se entendiera muy bien con Messi, sino porque demostró que tiene ganas de ser útil a este equipo.

 

Ficha técnica

1-Dundee United: Zaluska, Dillon (Robertson, min.59), Grainger (Kovacevic, min.59), Wilkie (Sandaza, min.75), Dods, Flood (Swanson, min.75), Feeney (Kenneth, min.75), Robertson (Shala, min.59), Daly (Dixon, min.59), Gomis y Buaben.

5-FC Barcelona: Valdés (Pinto, 45′); Alves (Abraham, 62′), Cáceres, Márquez (Piqué, 45′), Víctor Sánchez (Corcoles, 78′); Crosas (Víctor Vázquez, 45′), Keita (Touré, 45′), Gudjohnsen (Busquets, 45′); Pedro (Jefrren, 45′), Henry (Eto’o, 45′) y Bojan (Messi, 45′).

Goles: 1-0, Buaben (25′), 1-1, Henry (27′), 1-2, Messi (53′), 1-3, Eto’o (59′), 1-4, Messi (75′), 1-5, Messi (77′).

 

http://www.sport.es