El equipo escocés, de la Primera división de su país, fue la víctima propicia para un Barça que, visto lo visto anoche, parece dispuesto a enterrar definitivamente los vicios que le condenaron a acabar en blanco las dos últimas temporadas. Pese a tratarse de un amistoso, no hubo ni rastro de la apatía, la falta de implicación y el fútbol sin pegada que podía verse en los últimos tiempos. Todo lo contrario.

 

Fue sólo una prueba, cierto, la primera antes de afrontar los decisivos encuentros de la previa de la Champions, el 12 o 13 de agosto y el 26 o 27 de ese mismo mes. Pero hubo síntomas que invitan a la ilusión. Se vio a un equipo con ganas, comprometido, conjuntado, sólido y bien armado. En definitiva, justo lo que quiere su nuevo entrenador, Pep Guardiola. Se acabó la era de los ‘fantásticos’. A partir de ahora, el colectivo primará muy por encima de las individualidades.

 

El perfil de los cinco nuevos fichajes deja a las claras esta máxima: por encima de todo, está el equipo. Y a pesar de tratarse de su debut, su aportación fue destacable. Dos defensas, Alves y Piqué, fueron titulares de inicio; y tras el descanso, en la última media hora, entraron el resto: Cáceres, ubicado como lateral, y Hleb y Keita, aportando clase y fuerza a la media en el poco tiempo que estuvieron en el césped.

 

También los canteranos dejaron su carta de presentación. La nueva ‘hornada’ surgida del Mini, con la que Guardiola logró el ascenso a Segunda B, promete. Los Sergi Busquets, Pedro, Abraham, Víctor Vázquez, Jeffren y compañía demostraron que se puede contar con ellos, y que pueden ser un buen complemento en el primer equipo a medida que avance la temporada.

 

También fue una buena ocasión para que se reivindicaran jugadores que en los últimos tiempos habían perdido protagonismo. Fue el caso de Gudjohnsen. El islandés marcó a pares: el 0-1, a los 5 minutos, con un potente disparo desde la frontal tras aprovechar un rechace defensivo a centro de Alves; y el 0-3, culminando una espectacular combinación de Messi y Alves.

 

El argentino y el brasileño formaron un tándem demoledor en los primeros 45 minutos, y sus diabluras por la banda derecha llevaron por la calle de la amargura a la defensa local. Messi, con el ’10’ a su espalda, no dio muestras de estar inquieto por su situación. A día de hoy, todavía no sabe si deberá acudir con Argentina a los Juegos o bien quedarse con sus compañeros para jugar la previa de la Champions. Pero eso no parece haber afectado lo más mínimo a su fútbol. Suyas fueron las mejores jugadas, con sus habituales ‘slaloms’. Y también el 0-2, en el 15′, con un fenomenal disparo desde la frontal que se coló en la red tras tocar en el poste. Ya en el 26′, Pedro hizo subir el 0-4 al electrónico con un potente disparo de rosca.

 

El recital goleador siguió tras el descanso. Entró Bojan y, nada más salir, logró el 0-5 en el 48′, cruzando el balón ante la salida del meta local tras una buena jugada de Jeffren. El nuevo Barça siguió demostrando su pegada con el definitivo 0-6, obra de Touré, en el 68′.

 

Henry no ‘mojó’, tampoco lo hizo posteriormente Eto’o, que disputó los últimos 25 minutos. Pero hubo un detalle revelador: el francés lució esta vez el dorsal número ‘9’, que hasta ahora era propiedad del camerunés. ¿Casualidad o una nueva muestra de las intenciones de Guardiola, que ya ha dicho que no cuenta con este último?.

 

Sólo tras el ‘set en blanco’, el equipo soltó el pie del acelerador. El trabajo ya estaba hecho. El nuevo Barça empieza con fuerza su andadura…

 

Ficha técnica:

 

0-Hibernian: McNeil (Grof, min.83); Van Zanten, Jones, Hogg (Canning, min.73), Hanlon; Murray (Chrisholm, min.46), Stevenson (Thicot, min.46), Shiels (Rankin, min.73), Nish; Fletcher (Morais, min.65) y O’Brien (Cropley, min.83).

 

6-FC Barcelona: Valdés (Pinto, min.46); Córcoles, Márquez (Martín Cáceres, min.46), Piqué, Alves (Abraham, min.46); Víctor Vázquez (Crosas, min.31) (Hleb, min.66), Gudjohnsen (Keita, min.66), Sergi Busquets (Touré Yaya, min.46); Messi (Jeffren, min.46), Henry (Bojan, min.46) y Pedro (Eto’o, min.66).

 

Goles: 0-1, min.5: Gudjohnsen. 0-2, min.15: Messi. 0-3, min.17: Gudjohnsen. 0-4, min.27: Pedro. 0-5, min.48: Bojan. 0-6, min.69: Touré Yaya.

 

Árbitro: Craig Thomson, de Escocia. No mostró ninguna cartulina amarilla.

Anuncios