Después de días esperando la votación de la moción de censura contra la Junta Directiva del FC Barcelona, anoche por fin terminó todo este proceso que a mí personalmente me parecía totalmente fuera de lugar.  ¿Por qué?  Porque no había motivos ni razones de peso para llevar a cabo está moción, porque al final se convirtió en una moción a Laporta no a la Junta Directiva, porque se sienta un peligroso precedente que puede ser utilizado ahora por cualquier socio para presentar una moción a las primeras de cambio cuando las cosas no vayan bien.

 

El proceso terminó de la peor manera posible para el Barça, con un voto mayoritario a favor de la moción pero sin llegar al mínimo para que prosperase.  La decisión de la Junta de acabar su mandato en 2010 me parece totalmente acertada, ya que como comenté anteriormente esta moción no tenía razón de ser.

 

Lo que nos espera a partir de hoy espero que sólo sea relacionado con el tema deportivo, aunque mucho me temo que todo dependerá de como se lo tome el famoso “entorno” en el que incluyo a parte de la prensa que no ha hecho más que atacar indiscriminadamente al presidente Laporta durante estas últimas semanas.

 

Deseo que todo en Can Barça vuelva a la normalidad, que sigamos hablando de fichajes y traspasos, y que el club siga trabajando para ofrecerle a Guardiola un equipo con garantías, ya que no podemos olvidar que la pretemporada comenzará en unos días.